jueves, 30 de diciembre de 2010

Infinity. Por qué jugar a este Wargame?




Bueno, a petición de Espía Disforme hago una entrada de este juegazo. Lo primero que quise saber, yo, jugador empedernido(aunque no exclusivo) del 40k, era qué es lo que tenía infinity como para que me atreviera a dar el paso con ellos.

Lo primero que me llamó la atención fue su diseño. Una estética manga, o por lo menos de animación scy fi( del estilo de Ghost in the Shell, o Applessed) con unas miniaturas hipercurradas, totalmente estilizadas y dinámicas. Además de unas ilustraciones de muerte.
Otro de los puntos que me atraía era el dinero. No es que las minis sean baratas(ya que todas son de metal). Éstas rondan entre los 6 y 10 euros, segun cantidad, tamaño, etc. Lo atractivo es el numero de las mismas, una partida normal de unos 200 - 250 pts serían unas 8 o 9 minis, que incluyendo el starter no hacen ni 50 euros. Y ya con eso puedes jugar hasta aburrirte.

Entonces probé una partida y probé otra cosa que me llamaba la atención. Los ORA's, o Orden de Reacción Automática. Infinity usa un sistema de juego basado en Órdenes. Las miniaturas no tienen un turno cada una, sino que posees una serie de Órdenes y las distribuyes a placer entre tus unidades. La ORA es la capacidad de reaccionar frente a las órdenes de tus adversarios. Ésto, en vez de complicar la partida, la hace más entretenida e intensa. Ya no te quedas sentado tomando el café mientras tu contrario mueve, sino que estas atento a cualquier linea de tiro para poder pegarle un tiro a la primera que asome la cabeza.

Una vez agusto con las minis, con el precio y con el sistema de juego, empecé a adentrarme en él y la verdad es que estoy muy satisfecho. Corvus Belli, la empresa, saca novedades de 5 o 6 facciones cada mes, renovándose así siempre los ejércitos y no teniendo que esperar dos o tres años a que saquen una unidad de tu facción. Además tiene sus reglamentos y marcadores de forma descargables, aunque comprarse el libro compensa, sobre todo por su calidad y por todo el trasfondo que contiene.

No existen los codex, todo lo necesario para jugar lo tiene el propio reglamento.

Es sin dudad un wargame por el que apostar, además con una comunidad cada vez mayor.