domingo, 10 de abril de 2011

Jornada 1dRol


Hoy(Sábado 9), he asistido a las jornadas de rol organizadas por la Sociedad Arcana de Ulther. Tras, primeramente, despedirme de mi pequeña(a la que deseo mucho suerte en su viajecito de fin de curso), me dirigí raudo a Torrejón de Ardoz, con las ganas y la ilusión de un chiquillo. Nada más llegar al lugar, me quedé mirando el tablón de partidas, ya que debido a la gran cantidad que había, no sabía ni por donde empezar.

Al final, tras volver a dudar en el mostrador, me inscribí a una partida de Fading Suns (juego que no había probado nunca) que empezaba a las 4. Era la 1:30. Mientras, me aventuré a buscar a gente reconocida. Encontré a mi presa al instante: El Dungeon Master, de El Contemplador. Cuando él terminó su partideja de Aventuras en la Marca del Este: El Enclave, nos presentamos y comenzamos a charlar. Me uní a la conversación de dos participantes de la partida, y cual fue mi sorpresa a los pocos minutos al descubrir que estaba hablando con nada más ni nada menos que con Kane y Absolom, de Radio Telperion!!!


Después, Solomon amablemente me señaló que Talja rondaba por el lugar. Yo tuve que confesarle que era mi idolo(Talja) y que más tarde le pediría un autógrafo. Tras comer con un colega, cuyo encuentro fue una grata sorpresa, me dirigí a mi partida.

Baste con decir que fue sublime. El sistema me encantó. Es bastante simple: En un D20 debes sacar igual o menos de lo que indica la dificultad, calculada con tus características y habilidades. Como se parecía mucho a Infinity, no tuve problemas en pillarle el tranquillo. Lo unico que me costó entender un poco más fue el combate, pero también conseguí cogerle el truco.


El grupo, por su parte, se comportó miel, y aunque en la partida no hubo nada más que un combate, y costaba mucho morir, la tensión se mantuvo durante las dos horas y media de juego. (Gracias, supongo, a la gran habilidad de nuestro Master).


Tras la partida, y sabiendo que por la falta de transporte no podría quedarme a las partidas de la noche, rondé un rato el lugar. Cosa por la cual fui recompensado con una invitación a un Vivo de Vampiro (que dudo que rechaze), el "ansiado" xD autográfo de Talja, y una alegre e instructiva conversación con Solomon.Talja emocionado por que... le acababan de regalar un Aquelarre!!!

Finalmente volví a casa con mi colega, tan contento y feliz como había llegado. No sin quedarme con un recuerdillo de los locutores "máz profezionalez" del mundo.

Para el año que viene espero repetir, y ojala siga encontrándome con tales adalides del rol, porque fue toda una gozada compartir con ellos ideas, anécdotas y proyectos.

Un saludo, y hasta otra.