jueves, 12 de mayo de 2011

Residen Evil. La pesadilla continúa...

Voy a continuar con la mini reseña sobre la saga de survivors "Resident Evil", la cual comencé hablando de los tres primeros juegos, que inician y conforman la trama principal. En esta entrega hablaré del 4 y el 5, que aunque pertenecen (en teoría) a la rama principal, se alejan bastante tanto en la historia como en el estilo de juego.
La cuarta entrega nos situa en una España de lo más estereotipada, además de surrealista. Leon Kennedy, uno de los protagonistas del Resident 2, 6 años más tarde del incidente de Raccon City, llegó a convertirse en agente secreto para el gobierno de los Estados Unidos. Un día la hija del presidente es secuestrada y el rastro de los secuestradores los lleva hasta un anónimo pueblo español(en el que hablan latinos.... esta gente de capcom son adivinos).

Allí Leon descubre que la gente actua de manera demasiado extraña y ya desde el principio le intentan cortar la cabeza con un hacha. Más tarde (poco más) descubre que los habitantes del lugar estan infectados por un extraño parásito y dominados por una secta conocida como los Illuminati.

Mil y más penurias nos encontramos en este juego de acción!..... Si, exacto. De acción. En esta entrega Resident Evil ha perdido todo sentido de Survival Horror: Armas a cascoporro, de todo tipo, personalizables hasta lo inimaginable, municion hasta en los barriles, camara en tercera persona por encima del hombro. Algunos herejes dirían que es un buen cambio, pero no!! Es quitarle justamente todo el espíritu, todo aquello que te hacía temblar y tener los nervios como cuerdas de arpa.

Aunque he de reconocer que aisladamente es un juego muy bueno, y que me he pasado muchas veces, no merece ni de lejos el titulo de Resident Evil. Es más, lo deshonra.

La 5ª entrega... que me pasé en tan solo dos días(la media que tardaba en resolver un puzzle en las primeras entregas) ya es un despropósito totalmente absurdo. Han cogido TODO lo del 4 (gráficos, movimientos, historia, modo de acción, etc), le han dado mayor resolución, le han puesto videos un poco más chulos y .... woala! Juego al microondas. Injugable, infumable e irrepetible, porque yo lo he jugado una vez y no pienso repetir.

La historia? Lo mismo que el 4º, pero en Africa y con Cris Redfield de prota y Wesker de malo.