martes, 27 de septiembre de 2011

Crónica de las Ludo.

Saludos, lectores.

Como avisé en la entrada anterior, este domingo me desplacé a las Ludo Ergo Sum. Fueron unas jornadas muy divertidas, conocí a gente muy interesante y me reencontré con ya conocidos.

Pero, vayamos por partes.
Las jornadas Ludo Ergo Sum, aparte de reunir durante 3 días a todo tipo de aficionados a los juegos de mesa y ofrecerles Rol, Wargames, torneos y demás, también colabora con varios proyectos solidarios. En esta edición colaboraron concretamente con Un pasito más, una ong destinada a la enseñanza de los niños pobres de la Republica de El Salvador. Un porcentaje de lo que se compraba en el mercadillo y la totalidad de lo que se pujaba en la subasta iba destinado a dicha ong.

Y hecha la introducción, hablemos de como transcurrió el día.

Llegamos temprano mi chica y yo ya que en las actividades había programado un Heroquest en vivo, actividad que finalmente, y para nuestra decepción, no se realizó. Pero eso no nos desanimó. Preguntamos por alguna partida de Rol y rápidamente, con un sistema bastante competente de organización, nos mandaron a una partida de Aquelarre. Seríamos 4 jugadores más el master, que se unió a nosotros al momento.

La partida fue muy entretenida. Tras explicarnos el master un poco el sistema y la ficha, y situarnos en la época y lugar (1300 y poco, en Toledo), empezamos. Encarnábamos un variopinto grupo(un barbero, un sacerdote, una bufón y un alguacil) que investigaba la desaparición de un vecino de la ciudad(amigo de los 3 primeros). Tras dar muchas vueltas y rebuscar por aquí y por allá, descubrimos que todo se debía al maleficio de una Ondina, espíritu del agua, que intentó matarnos(no lo consiguió simplemente porque la partida terminó antes de tiempo(era ya la hora de comer y algunos se tenían que ir)).
De la partida surgió una frase mítica de estas que solo surgen en los roles. Cuando investigábamos de noche en una caverna, escuchamos a una mujer cantar(que resultó ser la Ondina). Yo avancé con las armas en mano, excusándome en que "no me fio de mujeres que cantan a las 12 de la noche en cuevas oscuras".

Sin contar las interrupciones de uno de los jugadores, que era un tanto pesadito, la partida estuvo llena de risas y emoción. Repitiría Master y juego.

Después comimos y echamos un ojo por las tiendas y el mercadillo, momentó en el que se unió a nosotros Rinoa. Tras rebuscar bien, en el mercadillo adquirimos: Yo, un recopilatorio de relatos de Warhammer 40k(En el torbellino) y un recopilatorio de relatos policiales, a 1 euro cada uno! Dos euros por horas de entretenida lectura. Lady, mi chica, pilló 12 tomos de una serie manga que se está haciendo por 26 pavos(practimente a 2'20 el tomo, que cuesta en original 7'50) y 16 cartas de Magic, que eligió ella, por 2€ las 16! Contentos y felices pasamos por el resto de tiendas, y pillamos un par de saquitos de dados de "pseudocuero" entre alguna que otra chuche.
Más tarde, echamos unas partidas a los juegos de mesa, en concreto al King of Tokio y al Genial, nos juegos muy divertidos y que nos sacó muchas risas a los 3.

Después nos apuntamos a una partida de Rol para terminar el día. En esta ocasión era de Mundo de Tinieblas, y trataba de un grupo de soldados americanos que debía escoltar a una arqueóloga en la zona de conflicto de Irak. Aunque pronto quedó al descubierto que las intenciones de la arqueóloga no eran las que parecían y el grupo se vió envuelto en una conspiración por despertar a un antiguo demonio babilónico.
Yo, lamentablemente, tuve que dejar la partida a medias porque comenzaba la subasta y quería pujar por un ejemplar del Haunted House, aunque mi presupuesto era escaso y al final no me pude llevar nada. Eso si, hubo gente que aportó mucho en beneficio de los niños, y se llegó a vender un cojín de la jornadas por 105 euros. Y otros materiales de valor mucho menor por 50, incluso 80 euros. A ver si la próxima vez llevo más dinero y puedo aportar también mi granito de arena.
Y hasta aquí fue todo. Volvimos satisfechos a casa y con una conclusión clara:

El año que viene... REPETIMOS!!