martes, 15 de noviembre de 2011

Un día en Mecatol Rex

Bueno. Desde que entré a formar parte del club Mecatol Rex, asisto todos los domingos al local y paso allí el día, normalmente comiendo en el mismo local.

El domingo pasado fui desde el mediodía hasta las 11 de la noche y fue un día muy divertido.

Al llegar estaban Fabián y Raul y justo cuando íbamos a empezar a jugar a Urban Sprawl (Urban Brawl para los amigos), llegó Dani. Nos sentamos los 4 delante del juego para "desvirgarlo", ya que hacía poco que había llegado.

Con términos muy simples e incocretos podría decir que es un monopoly superdesarrollado. Pero la verdad es que es un juego tremendamente divertido y muy adictivo. Trata de construcción, especulación, billetes y prestigio. ¡Como la vida misma! Vimos que el juego se alargaba bastante y tuvimos que dejarlo, ya que habían llegado otros dos compañeros, Sati y Alberto. Eso sí, no tardaremos mucho en volver a echarle el guante, ya que al juego se le puede sacar muchísimo partido.

Después probé otro juego que me había llamado la atención: Cosmic Encounter. En este juego controlas a una raza que debe colonizar otros planetas. Ya sea negociando o utilizando la fuerza bruta. Para ello usas cartas y "poderes". Un juegazo, nos echamos unas buenas risas y la verdad es que la cosa estaba tan reñida que al final nos decidimos por una conclusión "armoniosa" y decidimos ganar 4 de los 6 jugadores. (Unos lo llaman cobardía, otros victoria inteligente xD). Otro juego al que le echaré más de una tarde. Muy simple y con un planteamiento muy original.

A eso de las 19.00 cuando llegaron el presidente (Javi) y Lady nos dividimos un poco. Raúl y Dani jugaron al Star Treck: Fleet Captains. No pude ver mucho de que iba, pero tenía muy buena pinta y se veía a los dos muy concentrados.
El resto (Fabián, Javi, Alberto, Lady y yo) nos pusimos con Tanhaüser, un juego que ya reseñé en una entrada anterior. Javi y Lady controlaban a los aliados, y nosotros a los demoníacos nazis. En teoría este juego es bastante cortito y simple. Pero entre mi habilidad para llevar a los soldados, el buen uso del poder del personaje de Fabián y el combo "granada de humo-gafas de visión" de Javi, la cosa estuvo muy igualada. Parecía que cualquier bando podía ganar en cualquier momento, pero tras la muerte de los dos héroes nazis, solo quedaban mi héroe y dos troopers para enfrentarse al enemigo y aunque al final del todo estuve a punto de acabar con ellos, la mala suerte nos regaló una derrota. La partida duró 3 horas y el ambiente táctico era total.

Aunque eso no nos quitó la diversión y pasamos un grandioso rato que repetiría gustoso mil veces más.

Estoy muy contento con el sitio y con la gente del club, y animo a cualquiera que pueda permitirse 20 eurillos al mes(que bien mirado son dos copitas) a inscribirse. Y si no os convence, os pasáis un día y lo probáis vosotros mismos.

Saludos!