miércoles, 23 de mayo de 2012

El Final de Libros y Espinas [Rol]

Lamento mucho mis últimas desapariciones, con solo entradas cortas, escuetas y esporádicas, pero mi vida sentimental ha pillado un par de baches en este último par de meses, cosas que han provocado que también se retrasara el podcast. Pero bueno, lo primero es uno mismo, y la cosa va mejorando.

Para empezar, agradecer con mucho cariño a el Extremeño que me premiara con el Liebster en su blog. Yo no voy a repetir el proceso, básicamente porque llevo demasiado sin seguir ningún blog con asiduidad pero ya os digo que tanto su blog como el de Goblinoide entrarían en mi lista, sí o sí.

Y ahora a lo que iba. Éste Domingo,20 de Mayo, terminó la campaña de 8 meses de duración que unía tres grandes juegos de Mundo de Tinieblas y de la que he hablado más de una vez. En una misma mesa nos reunimos 6 personas. Fabián, nuestro fabuloso y aclamado Master, y los 5 jugadores: (Hombre Lobo) Dani(Mervin), Victor(Victor), Sonia(Alenka); (Wraith y Changeling) Fernando (Mario y Darío) y yo (Jack y Gwyvern).

.....
Fichas de Gwyvern(Changeling) y Jack(Wraith)

Los 7 personajes se reunieron con aliados y conocidos. En una cripta fuera del tiempo y del espacio, en alguna parte alejada del ensueño, nos reunimos con Hremón y Aidith, que querían detener a El Príncipe Negro, Durham. Todos ellos familiares y Fomoreans, criaturas milenarias alrededor de las cuales gira la campaña. Junto a los mismos estaba Lian(otro Hombre Lobo) y Sir Maxim, un cambiante en forma de rata humanoide gigante. Lian, Hremón y Sir Maxim fueron a la Torre de las Sombras, antiguo feudo de Gwyvern, mientras el resto del grupo, tras intercambiar toda la información que tenían de los sucesos acontecidos contra el Príncipe Negro, se dirigían a donde debería estar la tumba del Rey Ciego, ente al que querían despertar Durham y sus aliados y que traería la ruina a Londres.

Los Hombres Lobo

Tras un pequeño enfrentamiento con unos espectros por el camino (donde los personajes apenas sufrieron heridas, pero lo pasaron muy mal) llegaron Severus y Sombras en el Camino. Un barquero y otro Hombre Lobo, aliados de los Wraith y los Lupinos.

Así los 7 "valientes" pudieron continuar su camino y llegaron a una especie de invernadero enorme decorado como un bosque irlandés. Allí se llevaba a cabo el ritual para despertar al Rey Ciego y quizás era demasiado tarde. Se encontraron entonces con un par de aliados del Príncipe, pero éstos no querían combatir así que les facilitaron la información que necesitaban a cambio de dejarlos marchar. Cuando el grupo terminó de hablar, Gwyvern ya corría al centro del lugar para enfrentarse con su enemigo, con las armas en mano.

El grupo al semi-completo(yo de cámara :P)

Pero no fue tan fácil. El camino estaba obstruido por un muro de escamas gigante que resultó ser el lomo de una serpiente enorme, "guardiana" de la tumba. Los Hombres Lobo saltaron a lo alto y el resto empezó a escalar. Justo en ese momento la serpiente se despertó. Al otro lado estaban el Príncipe Oscuro y la Dama Blanca, que empezaron a pelear entre ellos por una supuesta traición de la Dama Blanca.

La sierpe se revolvió y Gwyvern cayó del muro, aunque sin sufrir daño alguno. Mario y Darío subieron escalando. Jack se quedó a medio camino. Alenka bajó por el otro lado y se dirigió a las pesadillas que acompañaban a los dos Fomoreans y Mervin se dirigió directamente a la cabeza de la serpiente para enfrentarse a ella a costa de su propia vida. En ese momento los recuerdos faericos de Darío acudieron a su cabeza e informó de que era necesaria la sangre de Gwyvern para cerrar el ritual. Victor bajó a por Gwyvern y lo agarró a su espalda para cruzar más rápido.

Los tocho-manuales de la partida.

El combate entre la sierpe y el Garou contemplaestrellas era titánico, dos fuerzas sobrenaturales enfrentándose entre ellas. Jack terminó de subir y se lanzó al otro lado para correr en pos del Príncipe Negro. Victor siguió subiendo, Alenka, Mario y Darío se enfrentaron con poco problema a las pesadillas mientras el Principe Negro y la Dama Blanca seguían peléandose. En ese momento aparece Cailei, otro Fomorean, pidiendo al Principe Negro que razone sobre lo que está haciendo y asegurando que todos morirán por su culpa.



La serpiente cae finalmente ante la tenacidad y las garras de Mervin, que se lanza a degollar a las pesadillas que siguen acosando a Alenka, a Mario y Darío. La Dama Blanca consigue escapar y Jack corre a patearle el culo a Durham, que le lanza bolas de fuego, pero poco hacen por detener la determinación del Wraith. Victor finalmente llega a lo alto de la serpiente y Gwyvern se lanza al otro lado.

Cailei agarra a Durham y pide a Jack que le ayude, ante lo cual el fantasma debe obedecer y retener su ímpetu de patearle la cabeza debido al juramente de fidelidad que le hizo a Cailei. Alenka, Mario y Darío corren a sujetar la tapa de la tumba del Rey Tuerto, que empieza a estremecerse. Victor salta de la serpiente pero cae al suelo y queda algo aturdido.

Finalmente Gwyvern llega y con toda su decisión abre la palma de la mano y se corta la palma con la espada que le regaló su mentor, Sir Hector. La sangre se vierte sobre la tumba, que deja de temblar. Los ojos del Rey Ciego se apagan, ojalá para siempre.

Dados, cerveza, y unos grandes compañeros. Ingredientes de una gran sesión.
Todo el mundo se reúne en torno al Príncipe Negro y Mervin se cobra justa venganza dándole un garrazo de "lección" que lo deja directamente inconsciente. Aunque Jack también le quería dar una buena, decide que el Garou ha dado por los 7. Entre todos deciden dejar en manos de Cailei encerrar al Fomorean en las Colinas Sangrientas. Para comprobar que se hace, le acompañarán los Wraith. 

Finalmente llega Victor, el roehuesos, a la escena con un "A ver, ¿que me he perdido?"

FiN

Ya solo nos queda el epílogo, para ver a donde marchan nuestros personajes después de la aventura y que planes futuros tienen. Han sido sesiones intensas, con duros combates, desesperantes investigaciones, dar vueltas y más vueltas por Londres, las Tierras de Sombra, el Ensueño... buscando aliados, haciendo enemigos.... Viviendo un sinfín de aventuras de una historia que nos ha hecho reír, llorar, pasar malos ratos, pasar ratos inolvidables, junto a nuestros compañeros o solos.

Quiero dar gracias a todos los "aventureros" que han estado junto a mi en esta pedazo de historia: Dani, Victor, Sonia, Raquel y especialmente a mi compañero inseparable de juego, Fernando. Gracias a todos por todo.

Mi inigualable compañero de aventuras.
Y sobre todo quiero dar las gracias al creador de todo esto. Al unificador de 3 partidas que merecen cada una novela. De como nos ha hecho sufrir a lo largo de esta campaña inigualable de Mundo de Tinieblas. A Fabián, apodado a partir de ahora el Tejedor. Por todo el curro que se ha pegado y toda la ilusión que ha puesto en este proyecto.

De izquierda a derecha. Dani, Victor, Fabián, Sonia y Fernando.
No me olvido de otro agradecimiento importante al Club Mecatol Rex, el mejor club de juegos del mundo que nos ha dado la posibilidad de conocernos y de llevar a cabo tan magnífica partida.