jueves, 6 de junio de 2013

[Reseña] El planeta de los Dinosaurios

Hace poco, durante el San Isidro Indignado del 15M, pude acercarme a un puesto de liberación de libros. (Te los llevas por que sí, con la única condición de que luego lo vuelvas a liberar, cosa que haré en breves). Entre la cantidad de cosas que había mi instinto friki me llevó en último momento a un libro cuyo dorso decía: Ciencia ficción. ¿El título? El planeta de los dinosaurios; y la autora: Anne MacCaffrey.

Con cero referencias pero mucha curiosidad me dije: Vamos a darle una oportunidad. En cuanto a aspectos técnicos, el libro fue publicado en 1978. Ocho años después (la Sci-fi no estaba muy pa'llá en esa época) salió la primera edición en español, que es la que tengo.

La autora ha sido galardonada con los premios Hugo y Nebula y tiene una afamada serie (que ahora me pica la curiosidad por leer) llamada los Dragones de Pern. Pues bien, sabiendo esto, vamos a por la trama.

Un grupo de expedición llega a un planeta llamado Ireta, donde tienen la labor de investigar la posible energía mineral que pueden extraer del planeta. El grupo, formado por geologos, biólogos y otros expertos tendrá que enfrentarse a una serie de anomalías que empiezan a aparecer en el misterioso mundo mientras intentan entender la extraña actitud que parte de la misión, los equipos pesados (una especie de marines espaciales), están teniendo. 

El libro he de decir que ha sido un gustazo de leer. Cómo te va soltando información poco a poco, haciéndote imaginar el universo en el que viven los protagonistas pero sin distraerte de la acción. Cosas como la Federación, los theks, los ryxis, el comer carne como algo salvaje y atávico, etc.

Un final abierto, que te deja con una mezcla de emociones... Vamos, toda una novela, ligerita, rápida de leer y 100% recomendada. Y este ha sido uno de mis primeros piquitos en la Ciencia Ficción y he salido con buen sabor de boca. A ver que tal el siguiente ^^

PD: Recuerdo que sigue en marcha el concurso de Vampiro. Ya he recibido 6 grandes historias. ¡Ánimo!