jueves, 22 de agosto de 2013

Dos personajes para Vampiro: La Mascarada.(I)

Ya he vuelto de las vacaciones y tengo un montón de proyectos que retomar y sacar adelante. Muchísimos! He disfrutado de unas buenas vacaciones en Asturias y me he traído con ellas material nuevo para sacaros. Hay tantas cosas que contar, pero todo a su tiempo.

Hoy quiero aprovechar para traeros dos personajes que, pese a su calidad, no pudieron pasar a finalistas del concurso de Vampiro que realicé hace poco. Iré publicando el resto estos días, aunque recordar que los finalistas no serán publicados por que participarán en la campaña que estoy dirigiendo. (A medida que los jugadores interaccionen con ellos, ya sacaré noticias).

Aquí tenéis a Thoth, de flamma y Emily, de Mario Sanca. Dos Malkavian, clan que parece triunfar bastante entre los jugadores.

Thoth Amroth, mente desgarrada

Historia: Thoth Amroth estaba empezando su adultez cuando recibió la
fatídica llamada. Trabajaba en la Universidad mientras se sacaba su
doctorado de Historia del Arte, vivía con su novia en un pequeño piso, e
incluso esperaba un hijo de ella desde no hace mucho. Por supuesto, no
se llamaba Thot Amroth, aquel nombre estúpido se lo puso después de la
noche de la llamada.

El extraño que le había llamado ni siquiera empleó mucho tiempo en la
reunión. Sólo se aseguró de comprobar a qué se dedicaba y lo dejó
inconsciente, sin preocuparse realmente de cuánto talento tenía. Después
de recibir los ritos, Thoth pasó a formar parte de la Antitribu
Toreador. Su sire quería en vez de un artista, un erudito que le ayudara
a trazar varias obras y a llevar a cabo investigaciones, pero ni
siquiera se tomó la molestia de comprobar su competencia como experto.

Por supuesto, la vida de manada le dejaba poco tiempo para atender tales
investigaciones. Los ritos, las pugnas de territorio y la alimentación
le dejaba poco espacio para la contemplación. Pero podía manejarlo: los
sermones, la brutalidad, la crueldad, los juegos retorcidos y violentos.
No era nada que no tuvieran que soportar el resto de los sabbats. Thoth
consiguió encajarlo de alguna forma, pero aún así su mente no resistió
del todo.

Al tiempo, en sus recuerdos empezaron a aparecer lagunas. Al principio
no era consciente, sólo vio como sus compañeros le hablaban de cosas que
no recordaba. Con el tiempo empezó a ser patente que había cosas que
simplemente se le escapaban. Olvidaba conversaciones, hechos, recados.
Detalles sin importancia muchas veces, pero con el tiempo se fueron
agravando y tuvo patinazos serios por culpa de eso. Anotar las cosas no
sirvió de nada. Al final nunca tenía anotaciones de los hechos que
olvidaba, sólo montones sobre cosas que recordaba perfectamente.

Thoth nunca ha admitido tener un problema. Insiste en que los otros se
lo inventan, conspiran contra él, o simplemente son ellos los que no
recuerdan bien.

Imagen: Fuera de casa, Thoth viste ropa formal: traje negro y corbata y
lleva el cráneo perfectamente rasurado. En la intimidad del refugio, o
con sus compañeros de manada, muchas veces le gusta vestir adornos
egipcios o de otros pueblos de la antigüedad, ya que está obsesionado
con los adornos y ritos de esas civilizaciones.

Sugerencias a la interpretación: Nunca admitas tu problema. Nunca. El
Sabbat no tolera la debilidad, ¿qué crees que hará cuando se dé cuenta
de tu gran tara? Actúa serio, sé profesional. Tienes que dar una imagen
solvente. Si te pillan, niégalo todo, o invéntate algo, o échale la
culpa a otro. Tú no puedes caer. Aún amas a tu novia y al hijo que está
por nacer, ¡no dejes que lo descubran tampoco!

Clan: Antitribu Malkavian. (El sire del sire de Thoth se hacía pasar por
Antitribu Toreador. Desgraciadamente, murió antes de confesarle su
verdadero linaje a su progenie. Por eso, Thoth es el segundo de una
línea de Antitribu Malkavian que piensan que son Antitribu Toreador).

Disciplinas: Auspex y Dementación. (Thoth llama "Presencia" a su
Dementación, ya que la identifica con la legendaria habilidad Toreador
de manipular las emociones de los demás).

Transtorno: Lagunas de memoria. Sin conocer por qué, ciertos eventos no
pasan a la memoria de largo plazo. Pueden ser detalles de una
conversación, o conversaciones enteras, así como cualquier otro tipo de
suceso. Sin embargo, otros detalles los recuerda muy vivamente y no los
olvidará por mucho tiempo que pase.



Emily/Amy/Lily.
Edad de humana: 18 años. Edad de vampiro: 10 años.
Altura: 1,70. Clan: Malkavian.
Ojos: Rojos/verdes/azules. Pelo: Negro/Rojo/Rubio.
Mentor: Rickards el Loco.
Sire: ¿Desconocido?

Biografía:
Emily nació en Los Ángeles, en el seno de una buena familia americana. Su padre era abogado y su madre asistente social, de forma que disponían de un status económico medio alto.
Esta pesadilla comenzó cuando su padre se convirtió en el abogado de una madre que había perdido a su hijo por una negligencia médica. Sin embargo el caso se fue torciendo, hasta descubrir que el chico en realidad era traficante de drogas y, su jefe, al deberle dinero, había preferido quitárselo de encima. Su padre ganó el caso aunque no se pudo prevenir lo que ocurrió a continuación.
Unos meses después del juicio, cuando Emily tenía cinco años, un desconocido entro en su casa y la maniató en una silla mientras mataba a su padre y violaba a su madre, para matarla seguidamente. A continuación violó a Emily. La policía no pudo esclarecer el caso, archivándolo sin poder cerrarlo, aunque todas las sospechas indicaban que había sido uno de los secuaces del jefe de la droga, aunque, como ya he dicho, todo se quedó en sospechas, no encontraron ninguna prueba que lo relacionara.
Desde ese día Emily fue criada por su tío en San Francisco y, como mecanismo de defensa, desarrollo dos personalidades: Amy y Lily. La primera, una chica débil, frágil y sensible, que intentaba pasar desapercibida; mientras que la segunda era extrovertida, alegre y sin ningún tipo de vergüenza, siendo la parte más sociable e infantil. Desde los 6 años está bajo tratamiento psicológico y psiquiátrico.
Mientras que Amy no dejaba que nadie se la acercará ni que la tocará, Lily era todo lo contrario, propensa al contacto físico. A los 16 años, por mediación de sus terapeutas y de su familia, se apuntó a clases de defensa personal.
A los 18 años, cuando llegó una noche a casa, se encontró con su tío muerto en el salón de la casa y a su tía siendo violada en el dormitorio. La visión de toda esa sangre y el revivir lo que le ocurrió a sus padres hizo que, de su interior, apareciera una tercera personalidad: Emily. Usando todos sus conocimientos atacó sin piedad al asaltante con todo lo que tuvo a mano… Lo siguiente que recuerda es estar tendida en un charco de su propia sangre, con su tía muerta en el dormitorio y su tío muerto en el salón. Estaba medio muerta debido a las heridas. Lo último que vio antes de desmayarse es que alguien entraba en el piso…
Cuando despertó ya no era humana… Era algo más… Algo más fuerte, más rápido y más letal que un humano. Junto con esto y que la medicación ya no la afectaba, estás tres personalidades se volvieron más independientes.
Amy y Lily eran las que más llevaban el control, siendo el desencadenante del cambio el contacto físico. En cuanto alguien tocaba a Amy, Lily aparecía, y si pasaba mucho tiempo sin que alguien tocara a Lily, Amy hacía su entrada. Únicamente Emily entra en escena cuando presenciaba alguna escena violenta.
Y así, estás tres partes, llevan conviviendo con su mentor, Rickards el Loco, convirtiendo su relación en, como mínimo, algo complicado. Su mentor tendía a la bipolaridad, siendo un dulce y compresivo corderito o un sádico y malcriado lobo, y si a eso le juntas con la triple personalidad de la joven, se obtiene un coctel, como poco, interesante.
Cosas para el master y el juego:
Disciplinas vampíricas: Auspex y Ofuscación.
Amy: Solo puede usar ofuscación, que emplea para pasar desapercibida. Es una joven sumamente tímida y retraída, intentando pasar desapercibida ante todo. No hablara a menos que se dirijan a ella expresamente o cuando pueda aportar ideas diferentes. En cuanto alguien la toque, Lily será la personalidad dominante.
Lily: Solo puede usar auspex. Usa su ofuscación para cambiar de modelito a algo brillante y que llame la atención. Es muy extrovertida, alegre, divertida y no tiene ningún tipo de vergüenza. Es habladora, parlanchina e incluso pesada, buscando ser el centro de atención. Usa sus encantos para ligar con chicos de los cuales luego se alimenta. Si pasa un rato en el que nadie la presta atención o permanece callada, Amy tomará el control.
En combate, ni Amy ni Lily atacarán, simplemente se limitaran a esquivar, hasta que haya un derramamiento de sangre por alguna de las partes, que entonces aparecerá Emily.
Emily: Puede usar tanto ofuscación como auspex. Va vestida enteramente de negro y lleva una espada a la espalda. En combate usara tanto su arma como las manos para atacar y defenderse. De personalidad directa, sincera y fría, de pensamiento rápido y lengua certera. No dirá nada que no sea necesario y no duda en tomar la iniciativa cuando aparece. Aunque podría encajar como la líder de un grupo, en verdad el rasgo que mejor la definiría es el de superviviente: hará todo lo que sea necesario para permanecer con vida. Solo aparece cuando hay una escena violenta.
En un primer momento, Rickards no es el sire de Emily, simplemente es su mentor y el que la enseñó las nuevas ventajas de ser un vampiro. Esto es así porque, en la ficha original, Emily tenía una generación muy baja desde que era neonata, por lo que parte de la trama podría ser descubrir que su sire en realidad es un vampiro muchísimo más antiguo.