lunes, 2 de marzo de 2015

[Reseña] Fate Acelerado (Fae)

Saludos a todos y todas

Vuelvo aquí con una reseña no exenta de controversia pues todos sabemos lo que puede pasar cuando se habla o se critica sobre un producto afamado. Es así, el caso, del juego que hoy me traigo entre manos. Por eso quiero recalcar algo que es obvio. Todo lo que diga aquí es mi opinión personal, mis impresiones, y por lo tanto, nada de ello es verdad absoluta ni irrefutable.

Dado el disclaimer, empecemos.

Fate Acelerado es la versión reducida, simplificada y acelerada de FATE, el sistema genérico creado por Fred Hicks y publicado por su editorial, Evil Hat. En España este juego llega de la mano de +Ediciones conBarba . Todo este conjunto de nombres os puede sonar de la reseña anterior de No Te Duermas. Exacto, son todos los mismos.


El Formato

De nuevo nos encontramos con un Din A5, de tan solo 48 páginas, incluyendo índice, tablas y hoja de personaje. La edición española tiene muy buena calidad, con el contenido en blanco y negro pero una fuente impecable y todo muy bien estructurado, incluyendo notas en determinados párrafos que ayudan a moverse entre los distintos términos del sistema.

Es un libro compacto, sin muchas florituras, pero perfecto para llevarlo siempre encima por si surge el momento de jugarlo. Por cinco euros en físico y gratis en PDF, compensa de sobra el gasto.

Las ilustraciones son muy sencillas. Inspiradoras, pero nada muy elaborado, aunque ni de lejos cutres. Son aceptables.

El Sistema

Y ahora llegamos a la miga de esta reseña. El sistema. Para quien no lo conozca (cosa que sería extraña a día de hoy), el sistema FATE consiste, básicamente, en tirar cuatro dados (conocidos como dados Fudge) que suman o restan según el resultado. Cada dado tiene 3 variantes que se repiten dos veces (son 6 caras): + , - , o blanco. Así pues, dos +, un - y un blanco harían un resultado de +1.

A eso se le suma el estilo de la acción que quieres llevar a cabo. Esto es, el cómo haces lo que haces. Y ese es uno de los rasgos principales de este sistema. No hay habilidades, y realmente no hay características. Tu personaje hace mejor las cosas de un modo u otro, así de simple. Por ejemplo, si quieres atravesar una puerta a la fuerza, lo harás con el estilo Vigoroso, pero si la cruzas forzando la cerradura, sería Furtivo. E igual quieres mirar si hay trampas antes, cosa que harías con Cautela.


Lo siguiente que tenemos son las Acciones. Cada acción se clasifica entre cuatro categorías: Si quieres Crear una Ventaja, si quieres Superar un obstáculo, si vas a Atacar o si vas a Defenderte. El tener éxito, fallo, éxito crítico o empate decide el resultado de la acción. (La Dificultad es dada por el Director o por la tirada del oponente).

Al fin llegamos a la "innovación" de este sistema, los Aspectos. Tu personaje está definido por un Concepto principal, una complicación y varios aspectos. Además, hay aspectos de localización, temporales, etc que surgen según la escena o al obtener determinados resultados en las acciones. En ocasiones es posible invocar un aspecto (es decir, utilizarlo para que te permita repetir la tirada o para sumar un +2 a la acción) gratuitamente, pero generalmente deberás gastar un Punto de Destino.

Estos Puntos se recuperan cuando alguien, o tu mismo, fuerza un Aspecto tuyo para que fracases. Si, la idea es que los aspectos sean "de doble filo". También se ganan puntos si te rindes en un enfrentamiento y al finalizar la sesión.

No dejo por mencionar a las proezas, que son "ventajas" que te otorgan o un +2 circunstancial o alguna ventaja concreta una vez por partida (Que aparezca un aliado en el momento oportuno, por ejemplo).

Mi opinión

Que conste, que a pesar de que he jugado a variados juegos que utilizan versiones del sistema FATE, sobre todo los aspectos, solo he dirigido una vez el sistema en limpio y es la primera vez que me lo leía. Aunque después de dirigirlo lo he vuelto a leer bien leído. Es posible que en el futuro cambie mi opinión, pero como con todo en esta vida.

Dicho esto, como resumen, diré que me parece que FAE es una simplifación de un sistema de juego, hecho de forma tan abstracta y abierta que puedas hacer gran cantidad de acciones con apenas unas reglas. Lo que no me parece es que sea, para nada, más narrativo que otros juegos. Es más, en muchas ocasiones, el sistema me sacó de la partida.

Y es que, a mi sensación y a la de una de las jugadoras, el nivel de aprendizaje es absurdamente alto al inicio y nulo después. Es un juego difícil de dominar, que tienes que tener dominado para disfrutarlo y que una vez dominado ya no hay más avance.

La media de los dados es 0, lo cual no es malo, ya que deja las acciones a las características de los pjs, y al uso de sus aspectos, y aquí es donde yo veo el fallo. Es obligatorio usar los aspectos continuamente, todo el rato, y saber usarlos bien, además, o será muy difícil que pases de una dificultad media (+2). Entonces la partida se convierte automáticamente en un eurogame donde gestionas los Puntos de Destino (ahora invoco, ahora fuerzo, ahora me rindo, ahora saco ventaja para no gastar PDs) Además, el Director de Juego debe tener esto en mente siempre y "colaborar" con los jugadores para no dejarlos "tirados", ya que si no prestas atención pronto te puedes quedar sin capacidad para actuar.

Eso sin contar con los Aspectos Temporales.... que vale quejarse de miniaturas, pero aquí llenas la mesa de papelucos que pobre Amazonas. Que si de situación, que si ventajas que sacas, etc. Y obvio, la subjetividad de todo. ¿Hacen el juego más libre? Si, pero también más adecuado al abuso. Es muy difícil que le digas a un Mago-Pistolero que su magia le permite curarse... Pero luego no es raro que se quede con la cara a cuadros cuando le dices que igualmente tiene que esperar dos sesiones para curarse de consecuencias graves.


Por otra parte, no sabíamos como actuar con la otra PJ, que era una invocadora. No sabíamos si creaba ventajas, era directamente un Ataque o qué... Por que los ejemplos que te pone el libro son pocos y muy concretos.

Estas últimas cosas es posible que se solucionen con el Fate Core, libro que tendré que leer también para ver si mis sensaciones cambian, pero de base, me quedo con lo siguiente: FATE aporta cosas muy interesantes, pero como he dicho, no lo veo más narrativo, ni siquiera especialmente más sencillo, sino más abierto y abstracto. Como sistema me parece algo flojo (al menos en su versión Acelerada) y por ahora solo lo disfruto en juegos basados en él. (Powered By)

En fin, para gustos colores. Si tengo nuevas opiniones, por aquí las encontraréis.

¡Hasta la próxima!