domingo, 12 de febrero de 2017

[Entrada Invitada] Donde te llevan las letras, por Mavy


Hey! Muy buenas. Yo soy Mavy y sí, hoy me he apoderado del blog de nuestro querido Senshi. Pero no, no vengo a hablaros de rol ni cosas por el estilo. Sino de viajes a través de las páginas.

A mi me encanta viajar pero no es que tenga precisamente la economía necesaria para poder hacerlo. Lo más lejos que he estado fue Orlando y adivinad: Me perdí, una noche, a mis inocentes seis años. Vaya, que de la experiencia tengo pocos recuerdos ( Del viaje. De perderme, me acuerdo de todo jajaja)

Pero para los que no podemos permitirnos el lujo de volar por ahí, tenemos algo que nos permite viajar mucho y a infinidad de lugares: Los libros.

Seguro que tenéis una lectura que os ha permitido conocer un lugar del mundo al que os encantaría ir. Pues yo vengo a presentaros tres de mis favoritos junto con los libros culpables de ello.

OSLO, NORUEGA.


Quiero ir a este sitio desde que en sexto de primaria leí LAS BRUJAS, de Roald Dahl. Si os soy sincera, de Oslo como tal, se más bien poco. El libro se centraba más en la historia de las brujas y el protagonista, que en el lugar en donde ocurre todo. Pero aún así siempre he querido ir. Quién sabe... igual me cruzo con una Bruja y la descubro por su saliva azul o las demás pistas que nos revelan que lo son.(?)

ISLANDIA.


Este es uno de los destinos que más ilusión me hace visitar y el culpable absoluto de ello es HEIMA ES HOGAR EN ISLANDÉS, de Laia Soler. Nuestros protagonistas recorren diferentes lugares del país y podemos conocer detalles sobre ellos a través de fotos y descripciones muy acertadas.
Quiero hacer un Roadtrip, visitar Reykiavic y comer en el mismo restaurante que Laura, ver el mismo géiser, realizar la ruta de El Circulo Dorado, ver la cascada de Barnafoss...
Otra cosa que me llama mucho del lugar, es que en Islandia no hay hormigas y tienen campos de lava solidificada, que tengo que ver sí o sí, porque todo lo volcánico me encanta.

Además es un lugar muuy contrario a mi, acostumbrada a vivir en una isla con un ambiente muy soleado. Allí hace mucho frío, incluso el tema de amanecer y atardecer funciona de forma muy extraña. En la época que están en la novela, el sol se pone a las once de la noche.


TOKIO, JAPÓN

Japón es en sí un sitio al que quiero ir por muchas cosas, pero lo cito aquí concretamente por Hachiko. La historia de este perro ya la conocía de hace tiempo, pero no fue hasta que leí HACHIKO EL PERRO QUE ESPERABA, de Luis Prats que terminó de convencerme de que, cuando vaya a Japón, he de ir a la estación de Shibuya, en Tokio, para ver la estatua que hicieron en memoria a este compañero tan leal y fiel a su amo. También quiero visitar el Museo de Ciencias Naturales donde fue disecado aunque partes de sus restos están enterradas en la tumba del amo. Simplemente quiero ir ahí, verlo de cerca y permitir emocionarme, porque la lealtad que tuvo Hachiko por su dueño es admirable.


Y bueno, existen muchos más lugares que, como hizo Ethan Wate en Hermosas Criaturas, me gustaría marcar en un gran mapa para tener presente cada día, que podemos visitarlos de una forma u otra.

Me gustaría que os pasarais por mi blog donde Senshi menciona sus lugares favoritos y ha sido un placer poder estar por aquí con vosotros.

¡Nos vemos!